¿Cuándo lanzarse a una estrategia de co-branding?

Cada vez las marcas están más interesadas en realizar co-branding. Sin embargo, esta asociación puede en ocasiones ayudar a construir una reputación y en otras impactar negativamente en la percepción de la marca. Por ello, el co-branding no es una ciencia exacta. Al igual que cualquier otro tipo de acción de marketing debe ser estudiada caso por caso. A continuación se ofrecen unas claves para saber si la simbiosis con otra marca nos reportará beneficios.

  1. Es necesario proteger la reputación que posee una marca antes de asociarse con otras. Si se aprecian riesgos potenciales en este sentido es mejor considerar la retirada del programa de co-branding. Si no los hay habrá que seguir analizando el acuerdo entre ambas empresas.
  2. La responsabilidad de la comunicación no debe recaer solo en una marca ya que entonces no se estaría presentando una nueva identidad de marca compartida. Todas las empresas implicadas, en el caso de que haya varios patrocinadores, deberán unir sus fuerzas y coordinarse para presentar la nueva imagen corporativa.
  3. El público objetivo es otro factor a tener en cuenta. Aunque no sea un punto vinculante si nos puede ayudar a decantarnos por la respuesta correcta. Habrá que preguntarse si la audiencia estará interesada en las características que ambas marcas tienen en común o sólo en una en particular.
  4. Los canales a través de los que se comunica son de vital importancia. No es lo mismo que se difunda entre los canales corporativos de una empresa pequeña que entre las bases de datos de grandes corporaciones e incluso de las Administraciones Públicas. Aún así, es recomendable que la difusión del co-branding se produzca en ambientes y lugares neutros que no pertenezcan a ninguna de las partes.
  5. El estilo de la comunicación y el contenido deben apoyar la estrategia individual. Por ello, se debe valorar si las acciones individuales que se llevan a cabo están en sintonía con la conjunta. El mensaje que se envía en nombre de todas las marcas participantes no interfiere en las acciones individuales de cada sponsor. Al contrario debe ayudar a reforzar la imagen de marca.
  6. Cualquier acción de co-branding debe tener razones de peso por las que muevan a una marca a participar en ese programa.
  7. Finalmente se debe hacer un estudio de la importancia que la marca o marcas con las que se va a asociar tienen para nuestro sector y para la empresa en particular.

Como se ha apuntado previamente el co-branding no es una ciencia exacta pero al hacerse las preguntas adecuadas se puede decidir mejor qué oportunidades son más beneficiosas para nuestro negocio. Además se puede mejorar la reputación corporativa y ofrecer una percepción de marca más solida.

EPS le ofrece uno de los canales más demandados para realizar una estrategia de marca compartida. Se trata de las tarjetas de crédito EPS donde podrá insertar su logo y aumentar su volumen de ventas y ganancias. Para más información consulte con nuestros profesionales en Madrid o Ginebra

0 Comentarios

Contesta

CONTACTO

Envíenos un mensaje y le responderemos tan pronto como nos sea posible. Gracias.

Enviando

©2024 EPS - Electronic Payment Structures. Powered by www.davostec.com.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?